Publicaciones Nestlé

Annales 75.1 - Intervención de la nutrición en la prevención de la alergia

Editor(es): Hania Szajewska, Varsovia Raanan Shamir, Petach Tikva/Tel Aviv. 75 / 1

La alergia a los alimentos se define como una reacción adversa a alimentos específicos mediada inmunológicamente. Este problema es cada vez más generalizado y afecta hasta 8% de los niños y 5% de los adultos en los países occidentales. En la actualidad no hay estrategias efectivas para inducir la tolerancia permanente: el manejo de las alergias a los alimentos consiste en reconocer las reacciones adversas y tratar los síntomas. Debido a la inmadurez de su barrera intestinal y su sistema inmunitario, los lactantes y niños pequeños son especialmente susceptibles a la alergia a los alimentos.

La evidencia reciente apunta hacia el efecto protector de la alimentación temprana con maní y huevo en niños con eccema, utilizando así las vías que subyacen a la tolerancia oral para contrarrestar la exposición epicutánea.Un apéndice de las guías para la alergia a los alimentos del NIAID recomienda la introducción del maní en la dieta de los lactantes con eccema grave o alergia al huevo, empezando a los 4 meses de edad. Otro enfoque es mantener y restablecer la barrera de la piel en los lactantes con alto riesgo. Otro método de inducir la tolerancia intestinal es a través de la suplementación con probióticos y prebióticos. A pesar de la promesa de métodos orales, epicutáneos y sublinguales de inmunoterapia a alimentos, aún no se ha demostrado que restauren la tolerancia oral permanente.