Artículos

Los bebés que toman vitamina D tienen menos grasa corporal

Publicado:  lunes, junio 13, 2016

Una ingesta saludable de vitamina D durante el primer año de vida aparentemente ayuda a que los niños desarrollen mayor masa corporal y menos grasa en ese primer año, de acuerdo con un nuevo estudio. Los hallazgos surgieron de una investigación que estaba enfocada originalmente en confirmar la importancia de la vitamina D en la densidad ósea. El beneficio adicional, en términos de composición corporal, apareció como una sorpresa para el equipo investigador.

Estos hallazgos surgieron a partir de una investigación que en principio tenía como objetivo confirmar la importancia de la vitamina D para la densidad ósea. El beneficio adicional, en términos de composición corporal, fueron una sorpresa para el equipo de investigación.

“Nos intrigó mucho el incremento en masa menos adiposa, así como la posibilidad de que la vitamina D pueda ayudar a los bebés no solo a crecer con huesos sanos, sino también que contribuya a ayudarles a desarrollar una masa muscular sana y menos grasa corporal”, dijo Hope Weiler, una de los autores y Directora de la Unidad de Investigación en Nutrición Clínica Mary Emil en la Universidad McGill.

Por primera vez se hizo una conexión entre los beneficios de lograr un estatus saludable de vitamina D durante los primeros 12 a 36 meses de vida y cómo se desarrolla la musculatura. Los investigadores lograron esto al dar seguimiento a un estudio de 2013 en el que 132 bebés en Montréal, Québec, recibieron un suplemento de vitamina D3 en una de cuatro dosis diferentes, entre las edades de 1 mes hasta 12 meses.

El nuevo estudio confirmó la importancia de dar un suplemento de vitamina D a 400 UI diariamente durante el primer año del bebé para desarrollar huesos fuertes. Esta cantidad está en línea con cualquiera de las guías canadienses de salud. Los investigadores encontraron que dosis más altas no ofrecen ningún beneficio adicional, cuando menos en lo que se refiere a desarrollo óseo.

Los estudios para evaluar la densidad ósea también permitieron que el equipo pudiera medir la masa muscular y el tejido adiposo. Mientras que no hubo diferencias significativas en la composición corporal en los diferentes grupos de dosis, los investigadores encontraron que los niños que tenían reservas de vitamina D por arriba del umbral recomendado por la Sociedad Canadiense de Pediatría (CPS por sus siglas en inglés) promediaron 450 g menos de grasa corporal a los 3 años de edad.

Los suplementos son importantes en inviernos largos

Se recomienda suplementar con vitamina D a los bebés hasta que pueden consumir una cantidad adecuada en su dieta. La piel sintetiza la vitamina D cuando se expone a la luz del sol, lo que hace de esta suplementación algo muy importante en lugares en donde los inviernos reducen la oportunidad de que esto ocurra. Además, los servicios de salud de Canadá recomiendan a los padres y cuidadores que eviten la luz solar directa y eviten el uso de bloqueadores solares en bebés muy pequeños.

La actividad física también reduce la grasa corporal

Análisis posteriores indicaron que hay una correlación entre la masa muscular sin grasa y el nivel promedio de vitamina D en el cuerpo durante los 3 primeros años de la vida de un niño. El otro factor que aparentemente marcó una diferencia en la cantidad de grasa corporal que tiene un niño fue su nivel de actividad física.

Referencia:

T. J. Hazell, S. Gallo, C. A. Vanstone, S. Agellon, C. Rodd, H. A. Weiler. Vitamin D supplementation trial in infancy: body composition effects at 3 years of age in a prospective follow-up study from Montréal. Pediatric Obesity, 2016;

Links : https://www.sciencedaily.com/releases/2016/05/160502111309.htm