Artículos

Influencia duradera de la experiencia de la alimentación temprana con mayor variedad de alimentos: un estudio longitudinal de aceptación de vegetales desde los 5 meses a los 6 años de edad en dos poblaciones.

Publicado:  viernes, abril 15, 2016

La exposición temprana y repetida a la nutrición con vegetales es la clave para lograr que los niños consuman sus verduras, de acuerdo a nuevos hallazgos. Diferentes entes de Salud Pública en todo el mundo se han dado a la tarea de fomentar el consumo de cuando menos 5 porciones de frutas y verduras cada día, sobre todo dentro del seno familiar. Aún así, el consumo de vegetales está por debajo de las recomendaciones actuales. Para cambiar esto, se requiere encontrar una estrategia clara que pueda promover de manera exitosa la aceptación de los vegetales.

Recientemente, estudios experimentales han reportado intervenciones promisorias que incrementen la aceptación de vegetales, con dos estrategias principales que destacan porque sus efectos han mostrado que persisten por varias semanas. La primera incluye ofrecer a los bebés una gran variedad de vegetales durante la ablactación. La segunda ha mostrado que en vez de eliminar del menú los vegetales que no son del agrado del niño, al presentárselos cuando menos en ocho comidas seguidas, hay un marcado incremento de la aceptación por ese vegetal.

En un estudio fondeado por el Nestlé Nutrition Institute, Andrea Maier-Nˆth y cols. fueron más allá para probar estos resultados al dar seguimiento a información a 15 meses, 3 y 6 años, obtenida mediante cuestionarios (15 meses y 3 años) y mediante un enfoque experimental (6 años). Los resultados de este estudio mostraron que a los 15 meses los participantes que fueron alimentados al seno materno, fueron reportados como que comieron y aceptaron mejor los vegetales que aquellos alimentados con fórmula infantil. A los 15 meses, el vegetal que inicialmente no gustaba y que fue aceptado después de repetidas exposiciones, seguía siendo aceptado y comido por 79% de los niños; a los 3 años esta cifra fue de 73% y a los 6 años el vegetal inicialmente rechazado y luego aceptado, seguía siendo aceptado por 57% de los niños.

En las observaciones a los 6 años en un escenario experimental, mostró que los niños que fueron alimentados con leche materna y que probaron una gran variedad de vegetales al inicio de la ablactación comieron más vegetales nuevos y los aceptaron mejor. También tuvieron mayor disposición para probar nuevos vegetales que los niños alimentados con fórmula o los que no tuvieron exposición a una amplia variedad de vegetales. Este estudio de seguimiento muestra la efectividad de la lactancia materna así como el beneficio de la experiencia temprana con variedad de vegetales durante la alimentación complementaria para promover la aceptación de nuevos vegetales entre los niños. Además, demuestra que ofrecerle al niño durante ocho alimentos seguidos un vegetal inicialmente rechazado realmente incrementa su consumo o preferencia por ese mismo vegetal incluso a los 6 años.

El hecho de que estos tres efectos sean duraderos y robustos, sientan la base para desarrollar recomendaciones basadas en evidencia para ayudar a los padres a incrementar hábitos alimenticios saludables en sus hijos.

Lea más sobre los hallazgos de este estudio en el reporte: Influencia duradera de la experiencia temprana con una gran variedad de alimentos.